martes, 13 de mayo de 2008

MAYO SECRETO




Apresamos abril entre las manos,
sus días gotearon
derramando sus postreras ocasiones,
entonces debí decirte que te amo
pero la primavera ya florecía
y mecíamos la noche entre los brazos,
guardábamos el otoño en la mochila
y nos marchábamos.

La mañana cambió su color conocido
para repartir mieles en días amargos
mayo viene a torturarnos
clavándonos sus tallos bajo las uñas,
con su sonrisa de media luna
y la boca entreabierta
ofreciendo besos
a la puerta del teatro.

Aceptamos la primavera,
nos acunamos en su tenue brisa
que apagó las velas
y difundió el incienso.
Entonces debí decirte que te amo,
que veo tu claridad remota,
que muestra la luz que ya no es mía.

Regadas por el terror
las amapolas de mis labios no brotaron.
Y agotamos hoy nuestros mañanas,
creamos rostros nuevos,
nuestras manos se fueron desnudando
para exprimir de mayo sus secretos.

3 comentarios:

David dijo...

Buenísimo. Esto es lo que escribiría el Robe si no se colocara tanto. En serio, me ha parecido la versión elegante de los poemas de Extremo.

Anónimo dijo...

ME ENCANTA TU NUEVA CASA
AUNQUE ME ERA MAS FACIL PASEARME POR LA OTRA
ESPERO VOLVER
UN BESO
EMBRUXO

Isabel Peralta dijo...

Es poco original decirte esto, lo sé, pero me ha gustado lo que he leído a salto de mata. Volveré con más calma, quiero leerte con todas las neuronas puestas.