jueves, 17 de julio de 2008

VIVIR PARA CONTARLO...


Continúo perdiéndome
en rayos de luna llena,
es esferas blancas
donde descansan
aristas afilados
pero no quiero encontrarme
por mucho que tus ojos lo reclamen.

Cada letra me sabe a muerte
el poema huele a equilibrio ahogado
y sin querer recurro a tu mirada
para delimitar mí libertad
recién aprendida.

Y tu lanzas dardos afilados
en la distancia
y hasta el dolor de clavármelos
serviría
con tal de no echarte de menos

Pero ya
ni busco rectificarme,
ni corregirme en tu sonrisa
que se parece algo a la felicidad.

Ahora me duele que sea julio,
el tiempo me persigue
como a una niña
con años de algodón de caramelo.

Y me descubro esperándolo de pie
despegando calendarios
con un cuchillo afilado
entre los dientes.

4 comentarios:

Momo13 dijo...

Momo
... todo puedes mostrar,
todo puedes decir,
todo puedes soñar,
todo puedes sentir,
todo puedes tomar,
nada debes sufrir...

Diana dijo...

Hola
Caray!
Es una preciosidad.
Enhorabuena.
Un bico
Diana

azulesmiradas dijo...

Hola !
.....de visita por tu blog, me detengo a saludarte un momento...y felicitar tus versos.
Saludos, artur

Isabel Peralta dijo...

Cuidado con ese cuchillo afilado que sostienes entre los labios, puede arañas la lengua y llenarte de sangre la boca. Lo peor es que el sabor te puede llegar a gustar,y entonces estás perdida.