martes, 19 de agosto de 2008

A FRANCISCO




En espera del regreso de las vacaciones de mi inspiración ... - Leopoldo María Panero -


Que aunque se titula "A Francisco" estoy segura de que cada uno de nosotros tiene un nombre para sustituír ...


Suave como el peligro

atravesaste un día

con tu mano imposible la frágil medianoche

y tu mano valía mi vida, y muchas vidas

y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.


Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida

porque eras suave como el peligro,

como el peligro de vivir de nuevo.


"Last night together" 1980

6 comentarios:

Hugo Izarra dijo...

Hi-ho!

Javi dijo...

Precisamente ayer llevo unas cuantas noches pegado a un latido lejano (no tan lejano quizás) y con tu permiso le enviaré este poema para que sepa por qué lo hago.
Muchas gracias Mónica por estos versos que regalas.
Bicos

P.D. Me gusta esa sonrisa que casi se ve en tu nueva foto.

siempreconhistorias dijo...

Suave como el peligro, la vida. Precioso tu poeme y sí, coincido con javi en que se ve radiante tu ronsisa deojos y boca en la nueva foto. Gracias por el comentario que me dejaste y .... sí, hay que nacer. No hacerlo sería regalarle el mundo a los mezquinos, el niño desde su isla, el niño de una poeta como tú necesita nacer.
Un beso, Izaskun

JimAlexandr dijo...

suave ... una sensacion q me da Lago de Nubes ...


Slds
Jim
Empezar porque "si" Acabar porque "no"

Loser dijo...

Cuánto necesitamos ese árbol bajo el cual nos sentimos protegidos y en paz.
Un beso.

azpeitia dijo...

Bellísimo, eso si es poesía....un abrazo muy fuerte de azpeitia