lunes, 18 de mayo de 2009

La muerte llegó gratuita, a eso de la media noche no son horas de Visita... Hasta siempre Benedetti


JUEGO DE VILLANOS

La muerte se puso una cara de monstruo,

una cara de monstruo horrible

esperó y esperó detrás de una esquina

salió al fin de la sombra como un trozo de sombra

y el niño huyó más rápido que su propio alarido.


Entonces la muerte se puso otra cara

una vieja cara de mendigo

esperá y esperó enfrente de la iglesia

extendiendo la mano y gimiendo su pena

y el niño no supo que hacer con su piedad.


Entonces la muerte se puso otra cara

una cara de mujer hermosa

esperó y esperó con los brazos abiertos

tan maternal tan fiel tan persuasiva

que el niño quedó inmóvil de susto o de ternura.


Entonces la muerte sacó su última cara

una cara de juguete inocente

esperó y esperó tranquila en la bohardilla

tan quieta tan trivial tan seductora

que el niño le dio cuerda con una sola mano.


Entonces la muerte se animó despacito

más traidora que nunca y le corto las venas

y le pinchó los ojos y le quitó el aliento

y era lo único que podía esperarse

porque con la muerte no se juega.

8 comentarios:

Jorge dijo...

Qué pena...solo él sabía decir tanto con tanta sencillez. Me encantaba.
Descanse en paz.

Sir Bran dijo...

Has puesto el sentimiento en esta despedida figurativa.
Y sé que si él pudiera leerla le gustaría.
Solo una lectora como tú... es capaz de escribir así.
Tan acorde al sentir, aceptando una ida.
Y sabiendo que no es del todo.
Un escritor así... nunca se va del todo.
Quizá un hipotético cielo... sea ahora un lugar mejor, porque tiene a un ángel de las palabras.
Precioso y muy delicado.
Un beso.

m dijo...

a la distancia se siente un vacío inmenso, oy hmuchas voces en silencio lloran su partida, nos deja lo mejor de él, sus letras, su ser...

hasta pronto querido Benedetti...que la paz ilumine tu camino...

Jesús Arroyo dijo...

Ha sido un maestro y gracias a él tenemos su enseñanza.

siempreconhistorias dijo...

Muy traicionera esa muerte con cara de juguete. Cumplidora de su misión al fin. Nos queda la poesía, y su recuerdo siempre.
Un abrazo

Francisco Cenamor dijo...

Querida Mónica, el próximo miércoles haremos un breve comentario sobre tu blog en el Blog literario Asamblea de palabras para que nuestros lectores y lectoras te hagan una visita.
Un saludo.

Harold Diaz dijo...

Hasta siempre.

Saludos!

Lila Manrique dijo...

Muere el poeta, pero sus letras serán perpetuas.
Un abrazo Monica.