lunes, 6 de julio de 2009

A veces olvido






A veces olvido que soy libre,
y retorno a mi prisión porque yo quiero…


… Pero la piel tiene memoria,
entonces, a veces olvido
que soy prisionera.











21 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Tanto dicho en tan poco verso. Me ha gustado.
Besos.

Jorge dijo...

Pocas palabras.Pero demoledoras.
¡Qué gusto volver a leerte!
Besos.

iliamehoy dijo...

Cruel realidad, ser sumisamente prisioneros...por suerte nos queda nuestra piel.
Cada palabra, de un valor desgarrador.
Una sonrisa.

siempreconhistorias dijo...

Querida Mónica la memoria de tus manos es la de la poesía, sin duda. Cuídate mucho y arropa bien tu libertad. Un beso.

Djuna dijo...

la piel y sus impulsos que aceleran la movilidad de un abismo lejano...

Djuna dijo...

la piel y sus impulsos que aceleran la movilidad de un abismo lejano...

ynarud dijo...

Hay que intentar ser una libre prisionera...


;)

Vago Recuerdo dijo...

Pero la pel tiene memoria...

Que hermoso blog tenès Monica.

me quedo un rato mas, perdido entre tanta s letras

Jorge Arce dijo...

Hacía algun tiempo que no venía por aqui. Ahora me he quedado sin palabras con tu texto. Me tocó, me invadió, me emocionó. Un beso

Leo Zelada Grajeda dijo...

La libertad es un mito moderno.

Harold Diaz dijo...

Hermoso Monica, hermoso.

Saludos!

Lila Manrique dijo...

Hola Monica, olvidate de esas cadenas, y vuela muy alto...
Te dejo mi huella y un abrazo inmenso.

๑۩๑VIVIANE RIBEIRO๑۩๑ dijo...

QUE BELO BLOG...
QUE BELAS POESIAS...

PARABÉNS!!!!

BJS*

Julio Castelló dijo...

Vivimos atados a nuestra libertad.

KUBAN dijo...

Hermosa brevedad la tuya. Gracias por los versos. Volveré.

xarleen dijo...

Me gustó de verás y que razón tienes encima.
A veces las cadenas nos las ponemos nosotros, quizás sea que nos sentimos seguros así, quién sabe.

Doloralfa dijo...

Fuerte soplan tus palabras,erosionando el sentir.
Gracias disfrute mucho con tu blog.

Noesperesnada dijo...

Y a vece s olvido mi memoría y no hay pendrive que me salve...

Jorge dijo...

Se te hecha de menos,a ti y a tus letras...
Espero que todo vaya bien.
Un beso.

Ignacio Reiva dijo...

Sólo las prisiones de la mente son eternas, de las demás se puede escapar. Un gran beso.

m dijo...

el olvido y la memoria de nuestro ser se convierten en la historia de nuestra vida