lunes, 10 de enero de 2011

DESDE LA ALCANTARILLA





Bajo mis uñas
un ejército de astillas se clava
y no duele tanto
como estas letras insolentes
nacidas de una mano muerta.

Me reconcilié con mi conciencia
sepultándola bajo un montón de baldosas pesadas
porque ella no atendía a razones,
sin embargo
al ver ese rostro en el espejo me sangran los recuerdos
y no existe bálsamo ni atadura capaz
de contener esta agonía

Algunos días de invierno
la lluvia arrastra la nostalgia tras los cristales,
entonces bajo las persianas
me encojo y cierro los ojos con fuerza
deseando que no pueda entrar.

Pero otros días,
otros días evoco la arruga que se forma
bajo tus ojos cuando sonríes,
entonces consigo ver las estrellas
desde la alcantarilla.

7 comentarios:

Sir Bran dijo...

las estrellas son preciosas... aunque se las mire desde lugares que no lo son.
Hay que situarse.
Es tiempo de sonreirle a la claridad... y al aire respirable.
Besiños.

artur dijo...

Una sonrisa hace milagros, verdad ?
Encantado de leerte de nuevo, Mónica !!
Un saludo, artur.

migul dijo...

En honor a la muerte de un gran poeta desconocido

http://ceropasion.blogspot.com/2011/01/cesar-martin-ortiz.html

Asana dijo...

Hola Silenciosa, Caí por aqui de casualidad...Me encanta como te expresas. La lluvia todo lo arrastra...y lo hace desaparecer por la alcantarilla...hasta desembocar en el mar. Saludos

Leandro Von Aschenbach dijo...

Me gustaron tus poemas.

Navegante Del Alma dijo...

Fantástico.
Deja una sensación como de "saltar" de una imagen a la otra, cantarina forma de metaforear.
Me gustó, un beso.

Valandan. dijo...

Espléndido de verdad.
Sencillo y eficaz. Llega al interior.

Buenos días Mónica, hace unos días recibi de una amiga un hermoso regalo, y ahora quiero concedértelo.
Su finalidad es promocionar los blog. Y hemos de otorgarlo a los que nos parecen más interesantes de los que seguimos.
Si quieres puedes pasar por mi blog y recogerlo.