viernes, 11 de abril de 2008

MEDUSA

No era un monstruo, era tan bella, como inocentemente mágica, la única de sus hermanas tocada con el privilegio de la mortalidad. Pobre niña nunca nadie investigó en sus ojos claros, tan mágicos como peligrosos, nadie pudo verse reflejado en su espejo por temor a convertirse en piedra. Bajo su lengua crecían oscuros secretos que se retorcían como las serpientes en su cabeza. Vivía en nombre del deseo, sucumbiendo a una pasión llena de errores de puntuación.

Cayó en los peligros del mar y fue amada sin permiso, en un templo ajeno con un tridente ahogando sus gritos. Por eso la castigaron privándola de su belleza pero la ferocidad inicial aún existía en su mirada, enseñaba los dientes pero debajo de las sábanas ocultaba su rostro y apretaba los labios

Con el tiempo, todos creían en su maldad, daba igual que un día fuera una muchacha mortal, daba igual que su único error no fuera suyo, su presencia era incómoda y le cortaron la cabeza una vez más sin mirarle a los ojos, las serpientes muertas se retorcían haciendo equilibrios.

Pero ella era tan admirable… que de su sangre derramada volvió a surgir la belleza, en forma de caballo blanco y perfecto, que abría manantiales por donde volaba.

2 comentarios:

hele dijo...

Brindemos por Medusa, Pandora, Lilith,Salomé, Eva, Helena,Judit,Dalila, Cleopatra,Mesalina, Olympia y todas las esfinges, harpías, sirenas, ninfas, serpientes, vampiras y demas seres q se atrevieronn y atreven a actuar segun sus reglas, pese a quien pese.

David dijo...

Esto es para ti: Premio Weblog 2008

David