lunes, 4 de agosto de 2008

VIVIENDO



Sin defensa he saltado al vacío
dormido entre tus brazos,
soñado verdades a medias…

Ya no cierro puertas detrás de ti,
las mesillas escupen su luz
mientras descubro
el color de tu boca
y la paz de tus ojos,
el paisaje perfecto.

Estoy en ello,
ya he olvidado los nombres de algunas caras,
las caras de algunos nombres,
recompuesto mi piel
y aliviado, solo a ratos
y superficialmente cicatrices.

Estoy prosperando,
he reído en tiempos de dolor,
llorado de la risa, …
En cambio este sufrimiento
con apellidos y huellas dactilares
me descubre…

Y este espacio con ventanas a mí
grita con todas sus fuerzas
que por igual me pertenecen
la risa y el llanto.

7 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Otro que me ha gustado a rabiar.

Buenísimo.

Loser dijo...

No olvides, simplemente destila aquello por lo que valió la pena recordar.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Y a mí. Lo de gustarme a rabiar, digo. ¿Cómo puedes ser tan niña y usar tan bellas expresiones? Sigue y sigue porque sin cara ni nombre tus palabras me encantan.
Un abrazo
Izaskun

Consciencia dijo...

....me retiro en silencio.

Jesús Arroyo dijo...

Hola guapa:

Y es que la vida es un partido de tenis de mesa. A veces nos creemos que es un frontón pero, si miramos bien, siempre hay vuelta.

mi despertar dijo...

Te dejo abrazos desde mi recomenzar, gracias por pasar.

Camille Stein dijo...

los leo todos... :)

una preciosa aceptación de la vida en todas sus facetas: risa y llanto son caras de la misma moneda

mis poemas no son necesariamente autobiográficos, pero es cierto, lo malo no dura eternamente :)

un beso