miércoles, 25 de febrero de 2009

Baile de máscaras



Ahora que el tiempo se manifiesta
y es para perderlo.



Que las horas llegan agonizando
y la noche avanza
pero sin tus manos.



Que mis silencios
son silencios mudos.



Ahora que puedo ser yo,
esencialmente,
me cubro el cuerpo con tus añicos.
Para disfrazarme de nosotros.

9 comentarios:

roxana dijo...

los añicos del otro mejor tirarlos, hay que salir con las propias rajaduras, de esa forma nos mostramos tal cual somos, con nuestras fortalezas y debilidades. Beso

Tomasson dijo...

Muy buen poema, sobre todo utilizar los trocitos desperdiciables de la vida para hacerte un traje. Un saludo

D.Vila dijo...

Una poesía muy buena, y además en el mejor momento posible!!! Es carnaval y nos disfrazaremos aunque sea de nosotros mismos...

Un besote xuliña

siempreconhistorias dijo...

Espectacular final, belleza. En estos canavales que me toca, cubrirme el cuerpo de añicos me parece un extraordinario reto para el nosotros.
Muy bonito señorita poeta.
Un beso
Izaskun

Harold Diaz dijo...

Grandioso, ¡Qué final! Me encantó.
Es algo triste ver como avanza la noche sin la compañía deseada, sin el tacto esperado.
Saludos!

CONSCIENCIA dijo...

Mascaras, mascaras, me encanto la frase de " para disfrazarnos de nosotros" que manera de decirlo. Cuidate.

CONSCIENCIA dijo...

...disfrazarnos de nosotros. Vaya manera de decirlo. Me gusto el final. Cuidate.

Julio Castelló dijo...

Muy interesante, los fragmentos que nos disfrazan... hasta que un día se acaban los carnavales. Disfrutar, por entender, hasta la rotura.

Dédalus dijo...

Que sea sólo un vestido, algo supérfluo. Y que, en el fondo, seas es "nosotros" siempre desnuda, lejos de de la doblez y el artificio.

Un beso, Mónica.