miércoles, 25 de noviembre de 2009

De tripas Corazón




Se paraliza mi espíritu
cuando tu nombre amenaza
escondido en cualquier calle.

Me sacudo el polvo del vestido negro
y acaricio mi frente
hasta borrarme el olvido.

Te espero detrás del puente
en la esquina con la curva de mi sonrisa


10 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

El que espera sabe que toda esquina es un descubrimiento y tal vez una decepción derrotada por la esperanza. Un gran beso.

Jorge dijo...

Me alegra volver a leerte y saber que sigues escuchando los silencios de el corazón y el alma...,y con lo que te cuentan,plantar estos versos alucinantes sobre el papel.

"hasta borrarme el olvido".Genial.

Un beso

Javi dijo...

El placer es mío Mónica. Me quedaré porque nunca me he ido de tus letras. Me alegro mucho por tu regreso.
Un bico.

Sir Bran dijo...

Celebro también tu retomar de palabras hermosas.
Un besiño.

iliamehoy dijo...

Vuelves con tanta intensidad, que las tripas se remueven,hostigan las emocines y finalmente abrazan casi con descaro ese corazón valiente, dibujando la curva de tu sonrisa.
la mía, te acompaña

D.Vila dijo...

exaba de menos tus poemas, igual que exo de menos tus comentarios por mi blog!!! Un beso ermana

Navegante Del Alma dijo...

¡Son muy buenos tus poemas! De cálida intimidad e inteligentes y bellas metáforas.
He leído varios y dejo aquí comentario.
He pasado, dejo beso.

siempreconhistorias dijo...

...acaricio mi frente hasta borrarme el olvido... ¡Qué maravilla, rubita querida!
Todo muy bien, espero.
Besos.

Nuria dijo...

Hola Monica muchisimas gracias por pasar por mi blog y quedarte tanto!
voy apasear aqui entre tus letras a ver que descubro ....

m dijo...

WOW!!!
simplemente preciso!
no digo más...lo has dicho todo
buenísimo