jueves, 24 de julio de 2008

DESPEDIDA


Trato de no pensar mientras te abrazo
pero se huele el adiós bajo tu camiseta
esas rayas moradas y azules
se me clavan en la piel
como un tatuaje de dolor.
A ti te tiemblan los labios…
“Joder”
/dices/
“como duele”
y los aprietas
y nacen de tu mandíbula dos caracolas vacías.

En cambio…
Yo regreso al norte de mi cuerpo,
el mío, el de horizontes trémulos,
regreso a la libertad del viento azotándome la cara,
a la vida de un país exótico dentro de un texto,
a la sonrisa de un crío.

Regreso para abrazar la vida por las mañanas
vivir
morir
- /que importa mientras se sienta/-
en las tardes de domingo.

Retorno a mi casa destruida
a plantar geranios rojos en el jardín,
a desordenar mi conciencia acostumbrada,
y ver pasar a los hombres desde el balcón
arrastrando sus ilusiones desatendidas
sabiéndome fuerte desde mi trinchera.

Trato de no pensar mientras te abrazo
pero no encuentro el corazón
bajo mi costilla izquierda…


Mónica Vila
24.07.08

12 comentarios:

Javi dijo...

¡Qué desaliento en tus palabras! ¿Cómo algo escrito de forma tan bella, tan perfecta, puede tener tanto dolor implícito? Es incréible tu escritura. Deja huellas.
Gracias y besos.

Loser dijo...

Leerte es, sencillamente, adorable.
Gracias, de verdad.

APO (Bem-Trapilho) dijo...

parabéns Monica, hablas muy bien português! :)
muy lindo el poema!!! me encata!
besos

Zaratustra dijo...

Me gusta como escribes. Este poema es envolvente, tiene un ritmo suave, como esas brisas lentas que ahondan la tristeza... tiene cierto aire de mar y de playas cálidas; me encanta la imagen de las caracolas, aunque no estoy seguro de entenderla.
Con respecto a los comentarios en mi blog, siento haber metido tomates y sandías en un mismo saco, espero me disculpes (pero me entiendas) y me sigas visitando, sería un placer tener a tan buena poeta por mi agujero.

azpeitia dijo...

Que agonía la de las tardes del domingo, se apaga toda la ilusión que se generó el viernes al anochecer...abrazas el vacío porque tienes necesidad de abrazar algo...muy bello...azpeitia

Embruxo dijo...

que desazón
que desasosiego
que contradicción...

como escribes niña!!!
te envidio la pluma
en este caso no el sentimiento.

un abrazo

Hugo Izarra dijo...

Es uno de los mejores poemas que te conozco. Desgarrador y brillante. Y ya no sé si felicitarte o consolarte.

TOROSALVAJE dijo...

Te felicito, este es uno de los mejores poemas que he leído en bastante tiempo.

Muy bueno.

Besos.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

que hermoso!, donde habrá quedado el corazón?

azulesmiradas dijo...

es triste ....pero hay mucha fuerza en sus letras.
Un magnifico poema !
Saludos, artur

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
He comenzado a leerte y... me ha gustado tanto que te pongo, si me lo permites, en mis "tintas en compañía". Siempre que me des permiso, claro está.
Un saludo desde los madriles.

siempreconhistorias dijo...

Qué bonito escribes, Mónica. Cuánta conocida angustia en tus palabras.
Eres requetebuena.
Ánimo y todos los abrazos,
Izaskun